La hora de la comida puede ser muy divertida si creas una increible carpa.

El hecho de construir y levantar una carpa es en sí mismo algo verdaderamente divertido, al margen de que se haga en el jardín trasero o en la sala de la casa. El atractivo secreto de esta actividad consiste en lograr que la carpa esté lista a la hora de la comida, de modo que los niños puedan dejar por fuera a sus papás y encerrarse a tomarse ¡la sopa! en su maravillosa carpa de lona (¡o de algodón egipcio!)

Lo que se necesita:

  • Un rollo de pita gruesa
  • Tijeras
  • Cañas de bambú de 2.4 metros x 90 centímetros (se pueden conseguir en un vivero)
  • Sábanas y cobijas viejas
  • Bolígrafos y un cartel para hacer el letrero de entrada a la carpa

Cómo se hace:

La carpa más fácil de hacer es la que reproduce la forma simple de la caja del Toblerone, el chocolate. Lo primero que debe hacer es una estructura resistente con las cañas de bambú. Coloque las tres más largas a una distancia de 90 centímetros entre ellas, y únalas usando las coñas más cortas y la pita gruesa hasta que la carpa adquiera su forma.

Luego cubra la estructura con las sábanas y las mantas, y, antes de que sus hijos se muden y desordenen todo, decore el interior con cojines, almohadones, alfombras y cuadros.