Crear una liga de béisbol con tus hijos

Con el verano los días se hacen más largos, y hay más tiempo para disfrutar al aire libre y aprovechar al máximo esas horas extras de luz. Propóngales a los hijos de sus amigos que se inscriban a la nueva liga de béisbol. Asegúrese de rotar a los miembros del equipo cada semana (así evitará que el juego se vuelva demasiado competitivo, y además es una buena excusa para encontrarse con otras mamás y ponerse al día de las novedades con un buen café en el parque).

Lo que se necesita:

  • Dos equipos de nueve niños (o un número lo más cercano posible)
  • Cuatro marcadores de base (los suéteres funcionan bien)
  • Un bate y una bola de béisbol

Cómo se hace:

  1. Organice dos equipos de nueve jugadores cada uno.
  2. Cada equipo tiene un turno para batear, mientras que el otro permanece en el campo.
  3. El lanzador debe permanecer en el lugar que le corresponde, y siempre desde allí lanzarle la bola al bateador.
  4. La carrera empieza cuando el bateador logra pegarle a la bola.
  5. Entonces el bateador debe correr hasta alcanzar la primera base.
  6. El bateador queda “fuera” (out),  si no logra golpear una buena bola en tres ocasiones, si el campista del equipo opositor llega a la base y la marca antes de que el bateador alcance a llegar, o si trata de ocupar una base en la que ya se encuentra otro bateador.
  7. El marcador depende de la cantidad de carreras que los bateadores logren hacer alrededor de las tres bases.
  8. La entrada del equipo bateador dura hasta que el equipo contrario registre tres marcas “fuera” (out).