¿Cómo hacer un álbum de recortes de tu familia?

Esta actividad es en verdad gratificante, pues trae de vuelta tantos buenos recuerdos,  que puede estrechar los lazos entre hermanos. En un álbum de recortes familiar pueden ir fotos, boletas de entrada a los museos o esas hojas que recogió el día de la búsqueda del tesoro. Los niños pueden añadir recortes cada vez que quieran –es una actividad perfecta en esas tardes lluviosas–, e incluso darle un estilo de diario si en algunas páginas hacen notas que describan situaciones o momentos.

Y si lo hacen encuadernar al final de cada año, estarán creando un objeto muy valioso para la familia en un futuro.