Fab Líquido y más tips para cuidar tu lavadora

Sobre el lavado existen miles de rumores, teorías o afirmaciones, unas ciertas otras no, pero si te preguntas ¿qué es mejor para tu lavadora, un detergente en polvo  o uno líquido? A continuación te damos la respuesta. El detergente líquido  es tu mejor opción al momento de usar una lavadora y esto se debe principalmente a dos aspectos y a otros más que acompañan esta teoría. Sigue en Fab Colombia  y descubre lo mejor para cuidar tu lavadora cada día.

Un beneficio más del detergente en polvo

La cantidad de espuma es determinante para alargar a acortar la vida de tu lavadora. El detergente líquido Fab produce menos espuma, previniendo que en momentos de exceso de espuma, esta llegue a partes más escondidas de la lavadora, generando humedad, mal olor y moho..

 

Fab no deja residuos en tu lavadora

Debido a que se disuelve más rápido y en ciclos cortos de lavado, no deja residuos en los orificios o tubos. Cuando se acumulan, pueden tapar los desagües y no dejar que la máquina funcione correctamente.

 

Conoce cómo desaparecer el mal olor

Cuando termine cada ciclo de lavado deja la puerta de la lavadora abierta, así circulará aire y habrá menos probabilidades de que aparezca moho o mal olor.

 

Limpiala con agua y vinagre

Es importante que le hagas mantenimiento periódicamente a tu lavadora o por lo menos limpiarla con agua y vinagre. Pero el detergente líquido te ayudará a minimizar la limpieza ya que no deja residuos.

 

Revisa el filtro de drenaje

Limpia el filtro de la bomba de drenaje. Cabellos, hilos, trozos de tela o pequeños objetos pueden obstruirlo y causar problemas con el drenaje del agua, vibraciones excesivas, ropa mojada después del centrifugado final, ciclos más largos de lo normal, o pausas inusuales durante el lavado.

 

Cuida tu lavadora usando siempre lo mejor y creando hábitos que alarguen su tiempo de vida. Esta es una máquina muy importante y útil en el hogar, pero necesita de tu cuidado. Usa Fab Líquido, tu aliado para cuidar tu lavadora, tu ropa y tu bolsillo. Porque ¡definitivamente no hay nada como el mejor!