El remojo

Si alguna parte de la prenda está muy manchada, debe remojarla antes de proceder a lavarla.

Pero antes, asegúrese de que:

  • El color no destiñe (fíjese en la etiqueta de cuidado de la prenda)
  • La prenda no es de lana, seda o cuero; no tiene ningún acabado resistente al fuego ni apliques o cierres de metal
  • Antes de depositar la prenda en el agua, el detergente debe haberse disuelto por completo, y la temperatura del agua debe ser la indicada para el tipo de tela y color (es muy probable que no deba ser muy alta)
  • La prenda no está arrugada
  • Las prendas blancas y de color no se deben remojar juntas (sobre todo si el material es de nailon blanco, y el lavamanos o el lugar donde va a remojar no es esmaltado)