Skip to content

Despercude los uniformes con Fab Líquido y Fab Quitamanchas

Unas de las prendas que más desgaste tienen en casa son los
Uniformes del colegio. Manchas de barro, de chocolate o todo tipo de comida, terminan
haciéndonos lavar una y otra vez los buzos y sudaderas. A ello, hay
que sumarle las manchas de sudor en los cuellos y puños de las camisas, ¡toda una tragedia!


En Fab tenemos la clave para que los uniformes se mantengan como nuevos y tus
hijos no tengan que preocuparse por jugar en el barro.

Paso 1

Analiza las manchas de la ropa: en dónde están localizadas, si son de chocolate, de barro, pasto, sudor o alguna salsa que ni siquiera tú, estás segura de que exista...

Paso 2

Lo más importante para quitar una mancha de comida, barro o pasto, es el pre lavado. Para ello, debes diluir 100ml de Fab Quitamanchas líquido en 5L de agua y dejar la prenda durante cuatro horas en remojo.

Paso 3

 

 

Al cumplir el tiempo, llevas la prenda al lavado convencional en la lavadora adicionando 100ml de Fab Quitamanchas, junto 1 ½ taza de detergente en polvo Fab. Un ciclo de lavado después, la prenda estará limpia para que tus niños vuelvan a salir a jugar… No sufras por ello, ahora sabes que quitar una mancha es fácil y que el juego, es parte de su trabajo.

 

Percudido de cuello y puños

 

Aún no hemos terminado. Es posible que no estés sufriendo por una mancha de comida, sino por esas marcas de sudor que se forman en el cuello y los puños… Un percudido que parece imposible de eliminar, pero no es así.

Paso 1

Lo primero que debes hacer es revisar las etiquetas de la prenda, para determinar el ciclo de lavado. Luego, aplicas un poco de detergente líquido Fab, directamente en las partes percudidas.

Paso 2

 

Después, pon media cucharada de Fab Quitamanchas para ropa blanca, con la cantidad de detergente que usualmente utilizas, en la lavadora junto a la o las prendas.

 

Paso 3

Al finalizar el ciclo de lavado, revisa y te darás cuenta que el percudido es tema del pasado.

Tip extra de Fabiola S.O.S:  Si tienes toallas muy amarillentas o limpiones muy percudidos, también puedes usar bicarbonato y vinagre en la lavadora. Estos dos elementos ayudan a despercudir y en especial, a quitar el mal olor.