Cinco juegos para niños con agua y jabón al aire libre

Recuerda que la ropa de los niños debe ser cómoda para que puedan moverse con libertad y deben estar siempre acompañados por un adulto para evitar accidentes.

  1. Deslizador 

    Solo necesitas un plástico largo y una superficie plana o con una pendiente leve. Moja la superficie con agua jabonosa y deja que los niños se deslicen como si se tratara de un rodadero. Puedes incluso ponerlos a competir para ver quién alcanza la mayor distancia con un solo impulso.

  2. Burbujas gigantes 

    Necesitarás dos litros de agua, una taza de jabón, una taza de maicena, dos cucharaditas de levadura y 2 cucharaditas de glicerina. Disuelve primero la maicena y luego los demás ingredientes, revuelve y deja todo reposar por una hora, mezclando ocasionalmente para que la maicena no se asiente. Luego con una raqueta sin cuerdas o un trozo de manguera redondeada podrás hacer las burbujas, sumergiéndolas en la mezcla y agitándolas suavemente en el viento.

  3. Bañar a los muñecos 

    Usa un par de platones para lavar y en uno de ellos pon agua con jabón y en el otro agua limpia. Pide a los niños que seleccionen sus muñecos y juguetes favoritos de plástico para lavarlos. La simple interacción con el agua será relajante y además podrán dejar sus objetos preferidos libres de suciedad. Es un juego ideal para los más pequeños.

  4. La lleva enjabonada 

    Este juego de equipos se juega como la lleva tradicional, solo que en lugar de pasar la lleva tocando a los compañeros, el elegido tendrá que lanzar una esponja mojada con agua jabonosa y solo podrá impactar el torso y los brazos. Para proteger los ojos de los niños, pídeles que utilicen anteojos para piscina.

  5. La montaña resbalosa 

    En una superficie con pendiente, fija un plástico enjabonado y pon algunos premios (como juguetes pequeños) para que los niños recuperen tratando de subir por la superficie húmeda. Serán horas de diversión y actividad física con una recompensa: la diversión.

Divertirse al aire libre con los niños es fácil y por eso también te recomendamos salir al parque en familia y construir una guarida secreta para jugar sin temor a ensuciarse, porque cuentas con el poder limpiador de FAB.