El detergente adecuado

La cantidad y variedad de detergentes para el lavado de la ropa ha crecido notablemente en los últimos años. Una de las consecuencias de este fenómeno es que algunos de esos productos no necesariamente cumplen con las necesidades de cada lavado. Le ofrecemos aquí una guía práctica de los diferentes tipos de detergentes y suavizantes disponibles en el mercado, y la mejor forma de usarlos.

Productos con enzimas o libres de enzimas

Las enzimas son proteínas que contienen ciertos detergentes y que sirven para tratar las manchas más difíciles, como las de grasa o sangre. Estos detergentes son especialmente efectivos cuando la temperatura del agua oscila entre 30 y 40°C. Los productos que no contienen enzimas son menos efectivos en la lucha contra cierto tipo de manchas.

¿Qué son los detergentes enzimáticos?

Son detergentes que contienen determinadas enzimas y que han sido producidos para remover manchas específicas. En los detergentes, por lo general, se encuentran cuatro clases de enzimas:

  • La proteasa:

    Puesto que se trata de una enzima que fragmenta las proteínas, se utiliza justamente para remover las manchas de origen proteínico, como las derivadas de la sangre, el huevo, la leche y el pasto o césped.

  • La lipasa:

    Puesto que se trata de una enzima que fragmenta los lípidos, es efectiva para remover las manchas aceitosas o grasosas que dejan productos como la mantequilla, el aceite, los cosméticos y los coloretes o lápices para labios.

  • La amilasa:

    Se trata de una enzima que fragmenta el almidón, y por consiguiente es efectiva para remover las manchas originadas en esa sustancia: salsas a base de maizena, papas, pasta, arroz y chocolate. En algunos casos, este tipo de manchas no son visibles; sin embargo, cuando se remueven a tiempo, pueden actuar como una especie de pegante, almacenar en ellas otra clase de mugre y producir decoloraciones localizadas o nuevas manchas en las telas.

  • La celulasa:

    Por su parte, es una enzima que fragmenta la celulosa, y que se distingue de las otras tres enzimas en que no actúa sobre las manchas, sino sobre las telas. La celulasa activa las fibras de la celulosa (del algodón) y por ello tiene la particularidad de eliminar esas microfibras que aparecen en las telas de algodón. En consecuencia, la celulasa previene la formación de pelusa o el deshilachamiento de la ropa, restaura los colores, actúa como suavizante, le da brillo a las superficies y ayuda a remover ciertas partículas de mugre.

Detergentes líquidos o en polvo

En este punto se trata en realidad de las preferencias de cada persona, pues los resultados de limpieza de ambos productos son excelentes, e igual de efectivos en el lavado a mano o a máquina.

  • Los productos líquidos se disuelven rápidamente, y son particularmente útiles cuando se lava a mano o se usan los ciclos cortos de la lavadora.
  • Los productos en polvo son en general más fáciles de dosificar, y en consecuencia dejan menos rastros indeseables.

Eficiencia en las máquinas de carga central o frontal

  • Los detergentes que se usan normalmente para las máquinas de carga central producen niveles de espuma muy altos. Por esta razón son ideales para ese tipo de máquinas, también para las máquinas de dos tambores (lavado y centrifugado aparte) y para lavar a mano. No se deben usar, en cambio, en las máquinas de carga frontal o de alta eficiencia.
  • Los niveles de espuma muy altos tienden a dañar las máquinas de carga frontal y alta eficiencia. Este tipo de máquinas requiere el uso de detergentes formulados especialmente para la producción de poca espuma, como es el caso de <inserte acá el nombre de un producto local de estas características, si es que el mercado del país lo ofrece.

Detergentes para telas delicadas

  • Las prendas fabricadas con materiales delicados como la lana o la seda no se deben lavar con detergentes que contengan blanqueadores o enzimas.
  • En el mercado es posible conseguir detergentes especialmente fabricados para el lavado de sedas, lanas y otros materiales delicados. Se pueden usar en la máquina o en el lavado a mano, según las indicaciones de cuidado de las prendas. Estos detergentes no contienen enzimas, su pH es neutro y no tienen agentes que blanqueen o aclaren.